¿Burbuja o boom inmobiliario?

Opinión de Fernando Castañeda Melgar, Socio de Aramburú Camino Boero, en el diario El Peruano.

Hablar acerca de la burbuja inmobiliaria es referirse a algo que, por su propia naturaleza, representa un accidente del cual nos damos cuenta recién cuando ha sucedido. Predecirla o incluso sentirla mientras pudiese estar sucediendo es muy complicado porque la impulsan factores personales y muy contagiosos como la especulación y las expectativas. Por ejemplo, en la recalificación de los parámetros prediales para ganar mayores alturas y con ello mayor área vendible en un proyecto, en la modificación de los usos del suelo, tornando en comerciales zonas que no lo eran, entre otros ejemplos que incrementan el valor del suelo y con ello el precio final de los inmuebles. Aun cuando es más una tarea de los economistas y de la estadística, la burbuja inmobiliaria es una subida irreal del precio de los inmuebles que colapsará en un determinado momento, ocasionando su drástica caída como consecuencia de la reducción de la demanda y de la incapacidad del mercado para absorber la oferta inmobiliaria existente.

En esta drástica corrección se afecta a las instituciones financieras, que como hemos visto en los Estados Unidos y en España, pueden llegar a quebrar por la imposibilidad de recuperar sus colocaciones, así como a los inversionistas que no tienen cómo pagar los créditos a los cuales accedieron para adquirir inmuebles con el fin de revenderlos a mayor precio o arrendarlos positivamente, además de generar percepciones negativas en torno a lo económico que, como saben los entendidos en dicha materia, pueden causar más daños que la burbuja misma. Hay ratios como el Price to Earnings, que representa el número de años que se tendría que alquilar una propiedad para recuperar su precio de compra. Fuentes como el Banco Central de Reserva (BCR) indicaban para fines de 2010 una media de 13 años para recuperar el precio, con una rentabilidad del 7.4% para la inversión por la vía del alquiler. Hoy esa media estaría por el rango de los 17 años y la rentabilidad por el 6%. Los ratios de burbuja son del orden de los 25 a más años para la recuperación del precio, por lo cual estamos aún en tierra firme. Ciertamente, todavía hay una demanda importante para primeras viviendas que en conjunto con la cautela del sistema financiero para el otorgamiento de créditos son un importante factor de contención.

 

(Artículo publicado por: El Peruano. Foto: La República)

¿Burbuja o boom inmobiliario? was last modified: abril 12th, 2016 by ADI Perú